“Los avances en Marruecos son mérito de las luchas sociales”

 

El secretario general del secretario general del Observatorio Marroquí de Prisiones (OMP), Abdelá Mesdad

El secretario general del secretario general del Observatorio Marroquí de Prisiones (OMP), Abdelá Mesdad

El antiguo rey marroquí Hassan II dejó claros, en un discurso en 1991, los límites de la libertad de expresión en el país. Algunos temas, detalló el monarca, pueden ser de manera válida objeto de discusión, pero había otros en los que no podía haber divergencias, entre ellos la constitución, la figura del rey o la patria. Este principio ha cambiado poco casi un cuarto de siglo después. Muchos marroquíes son hoy en día encerrados por su activismo político. El cansancio hace mella en el rostro de Abdelá Mesdad, secretario general del Observatorio Marroquí de Prisiones (OMP), quien conoce a fondo la precaria situación de las cárceles del país. En su viaje de varios días a Madrid se ha reunido con varias organizaciones y formaciones y atiende a La Marea después de una larga jornada de reuniones.

Pone voz a los que sufren la precariedad dentro de las prisiones. “La superpoblación en las celdas genera una situación infrahumana”, asegura. En agosto murió en la cárcel de Fez Mustafá Mesiani, dirigente de la Unión Nacional de Estudiantes, tras una huelga de hambre de 72 días. “Hay un maltrato generalizado y muchas muertes dentro de las cárceles de las que la dirección no se responsabiliza”, afirma Mesdad. “Muchas familias no saben cómo han muerto sus seres queridos, no reciben información alguna”, añade. En las cárceles se emplea además una política de exclusión contra los presos de conciencia. El Ministerio de Interior trata de lograr con esto que no puedan organizarse dentro y coordinar protestas.

Mesdad cuenta que los activistas son separados dentro de prisión para que no puedan organizarse dentro de las cárceles ni realizar acciones de protesta, como las huelgas de hambre con las que normalmente reivindican mejoras en el trato. Y fuera la situación no es mucho mejor. “En todos los sentidos, Marruecos está sufriendo un retroceso en el plano de los derechos civiles, políticos, económicos y sociales”, asegura Mesadad. “En los últimos meses hemos sufrido un ataque sistemático contra las organizaciones de los derechos humanos y sus miembros, que han sido llevados a juicio y sometidos a detenciones”, agrega.

El pasado 15 de julio, el Ministerio de Interior acusó a la Asociación Marroquí de Derechos Humanos (AMDH) de trabajar para “agendas extranjeras” a cambio de subvenciones. Tras esta declaración el Estado impidió la organización de charlas y actividades, como campamentos de formación dirigidos a jóvenes. Además, en octubre fue condenada a dos años de cárcel la activista Wafa Charaf, por supuesta denuncia falsa después de recibir una paliza tras una manifestación, así como el rapero Mister Crazy, con una pena de tres meses por cambiar la letra del himno contando las realidades de su barrio.

La AMDH muestra una oposición pública y frontal con el régimen por los casos de tortura registrados durante detenciones y estancias en prisión. Un hecho, cree Mesdad, que ha pasado factura a la asociación. “En lugar de abrir investigaciones sobre los casos que denunciamos, el Estado recurre a otro tipo de prácticas”, lamenta. Y pone otro ejemplo: “Unos desconocidos asaltaron recientemente la sede de la Asociación de Médicos para la Rehabilitación de Víctimas de la Tortura y manipularon informes de víctimas”, denuncia. AFP_110220_o1c90_maroc-manif_8 (1)

En este contexto, Mesdad rechaza la versión oficial de un país democratizado por la monarquía. “Los avances en Marruecos, que Occidente achaca al rey, son mérito de la lucha de los movimientos sociales y de derechos humanos”, resalta. “Aun así, consideramos que estos cambios aún son frágiles e inaplicables, debido a lo que hemos venido sufriendo estos últimos meses”, añade. En este sentido, el activista sostiene que seguirán “sacando a la luz en los foros internacionales todo lo que el régimen intenta ocultar”. “La imagen que da el régimen de Marruecos es irreal, no refleja la realidad del país.”.

Publicado en La Marea

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s