Por un barrio igualitario y sin piropos

“Me cago en el coño de tu madre”, me dijo, “ya verás la próxima vez que te vea”, continuó. Éstas han sido las amenazas que me ha dirigido un desconocido, barbudo y con muletas. Tras piropearme desde la acera de enfrente, no me conformé, como habitualmente y casi a diario, con tragar saliva y lanzarle una mirada de rechazo. Esta vez, cansada, le respondí diciendo “qué asco”. No hace mucho ya me tocó volver a casa casi llorando de la impotencia, después de que dos personas seguidas, en la misma calle, 1916364_226253082177_7662339_ndecidieran que tenían derecho a lanzarme piropos por la calle.

Si seguís este blog os daréis cuenta de que no sólo me sirve para contar historias sobre Marruecos y la inmigración en España, sino también para desahogarme con toda aquella que quiera leerme.

A lo que iba: No es la primera vez que respiro, cojo aire y deseo huir maldiciendo compartir barrio con hombres machistas, cuya única afición parece ser superarse a si mismos en cuanto a originalidad a la hora de piropearnos. Yo no quiero un barrio así. Es profundamente triste que no podamos circular cómodas y relajadas por nuestras calles. Sin tensión.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s